La figura del personal shopper inmobiliario

La figura de personal shopper es una tendencia en boga y que se ve en muchos terrenos y sectores, como la moda, las bodas, y recientemente en el sector de las viviendas con la aparición de la denominada figura del personal shopperinmobiliario.

Pero, ¿en qué consiste esta figura? ¿Cuáles son sus servicios? ¿A qué se dedican? ¿Necesito uno si estoy buscando comprar un piso o casa?

Cuando hace 5 años comenzó a aparecer la expresión de personal shopper inmobiliario” muchos escucharon este término con cierto escepticismo sin saber muy bien hacia donde se iba a dirigir este perfil profesional.

Desde entonces, cada año son más las personas que utilizan este perfil profesional en el momento de decidirse por la compra de un inmueble. Y es que esa es la función de este profesional inmobiliario, el personal shopper inmobiliario da la cara por el comprador de vivienda.

El boom de esta figura en el mercado español también se refleja en cómo ha evolucionado el perfil de clientes que contratan el servicio de un personal shopper. Así, en 2016 el interés de los compradores nacionales se ha consolidado: un 60% frente al 40% de clientes extranjeros. No obstante, el interés ha crecido considerablemente entre ambos perfiles. En opinión de diferentes expertos del sector, “en los próximos años esta figura se popularizará y llegará a todos los estratos sociales. Los compradores lo perciben cada vez más como una excelente forma de comprar una vivienda, ya que un personal shopper puede conseguir una reducción en el precio de venta o alquiler de entre un 5% y un 12%.”

¿Por qué contratar a un Personal Shopper Inmobiliario?

Por regla general, el comprador es el partícipe menos atendido en un proceso de compra-venta, por ello, el personal shopper tratará de garantizar que se adquiere la vivienda que mejor calidad de vida va a aportar al comprador siendo también partícipe y asesorando a lo largo de todo el proceso.

En primer lugar debemos aclarar que el personal shopper no es un agente inmobiliario; es decir, no vende inmuebles. Su trabajo es encontrar exactamente lo que su cliente busca, representándole y/o asesorándole durante todo el proceso de búsqueda y adquisición. Para ello, al contratar sus servicios, el cliente se reúne con su personal shopper y juntos evalúan las necesidades y expectativas concretas del comprador, así como todos los detalles y gustos del mismo, para poder establecer los criterios de la búsqueda.

A partir de ese momento, es el personal shopper el que realizará todo el trabajo de búsqueda y visita de inmuebles hasta presentar a su cliente únicamente aquellas propiedades que cumplan con sus requisitos, acompañadas de un informe que contiene todo tipo de detalles, desde posibles impagos en la propiedad, datos de las inspecciones técnicas o incluso si la vivienda es más o menos ruidosa.

Por ello, además del consabido ahorro de tiempo, existen muchas razones por las que contratar a un personal shopper inmobiliario es un opción a tener en cuenta por los siguientes motivos:

1.- Tiempo: ahorra al comprador el 70% de las visitas que se hacen con una inmobiliaria tradicional.

2.- Preocupaciones: ahorra y evita sorpresas de vicios ocultos, aporta informes técnicos, financieros y legales. Es lo que se conoce en el sector como ‘due dilligence’ o investigación previa de la vivienda y el edificio: inspección técnica del edificio para ver posibles derramas futuras e inspección jurídica de la vivienda, esto es, mirar si tiene cargas hipotecarias, cargas fiscales, etc.

3.- Dinero: ahorra entre el 5% y el 20% de los precios de salida de la vivienda. Es un ejercicio esencial tener un control exhaustivo de los precios de mercado de la zona donde esté ubicada la vivienda a comprar.

4.- Conflicto de intereses: ahorra el conflicto de intereses, ya que el personal shopper se posiciona a favor del comprador. Y gestiona el pago de impuestos, como el ITP o el IVA o el IBI. Además, también se encarga de llevar la documentación al notario y el cliente sólo va a firmar las escrituras de compraventa. Otro servicio es llevar esta documentación al registro de la propiedad.

En definitiva, mientras hasta ahora al vendedor se le “cuida y mima” en detrimento del comprador, y nadie velaba por los interés de este último quedando muy desprotegido frente a figuras de dudos prácticas. Por lo tanto,  en el Personal Shopper Inmobiliario encontraremos un asesor que velara por nuestros intereses. SOLO y EXCLUSIVAMENTE de nuestro lado, por y para nosotros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*